sábado, 27 de septiembre de 2008

No todos los políticos buscan ganarse a la gente con malas artes

Entrevista al P.Eugenio Valenzuela SJ en diario electrónico 'El Morrocotudo' de Arica.

Obispo Emérito Antonio Moreno, P. Juan Ochagavía SJ y P. Eugenio Valenzuela SJ


Este
2008 ha sido un año de cambios dentro de la Compañía de Jesús. Entre el 7 de enero y el 6 de marzo se realizó la Congregación General 35, que dio como fruto la elección de un nuevo General Jesuita: el Padre Adolfo Nicolás s.j. Este jesuita es oriundo de España y proveniente de Asia donde realizó la mayor parte de su trabajo pastoral.
Chile no se quedó atrás en los cambios y a partir del 28 de abril del presente año, el Padre Eugenio Valenzuela s.j., fue nombrado como Provincial de los jesuitas en Chile. Es él a quien les presentamos hoy y quien es nuestro entrevistado.


Padre, ¿ya tiene diseñada la hoja de ruta para la Provincia durante su liderazgo como provincial? y ¿A qué le pondrá énfasis? ¿Qué directrices están contenidas en el Decreto sobre la Misión de la Compañía?
"Antes que nada, muchas gracias por la entrevista. He podido leer varios artículos del Morrocotudo gracias al P. Nano Contreras s.j., que es corresponsal de ustedes. Es muy interesante lo que hacen. En un país donde la información está en pocas manos, darle espacio a la ciudadanía es una necesidad imperiosa.

Respecto a la pregunta, hay que tener en cuenta lo siguiente: si bien la Compañía de Jesús me ha confiado el cuidado de mis compañeros jesuitas aquí en Chile y debo conducir ciertos procesos, no soy únicamente yo quien marcará la ruta. Quien tiene ‘misión’ somos todos los jesuitas, debiendo todos colaborar en ella. A mí me toca ayudar desde un lugar particular, en fidelidad a lo que hemos hecho hasta ahora.

Esto me ayuda mucho como Provincial: no tengo que inventar nada, sino ayudar en la conducción de estos procesos. Efectivamente hay muchos desafíos y estamos llamados a ser creativos, pero siempre en sintonía con el trabajo ya realizado".


Estamos en un año de elecciones y como ha sido la tónica de nuestra democracia es probable que sigamos con pan y circo durante dicho periodo. ¿Qué le diría a los fieles frente al acarreo que ocurre en nuestra zona, a los pagos de boletas de servicios básicos o simplemente a una canasta familiar a cambio del voto?. También es un año de crisis económica ¿Cómo enfrentar la opción por los pobres en un escenario adverso?
"Aunque entiendo tu pregunta, creo bueno aclarar antes algo: no todos los políticos buscan ‘ganarse’ a la gente con malas artes o sacar partido. Es evidente que la clase política está cuestionada a nivel nacional y que los partidos deberán reestructurarse en vistas al bien común. Sin embargo, es bueno que ayudemos entre todos a que la clase política sea de calidad, como lo es en general aquí en Chile.

Las instituciones son vitales para la democracia y la representatividad es crucial. Flaco favor le haremos a los más pobres si los políticos no están a la altura de los desafíos o los dirigentes sociales no se forman lo suficiente. Gran parte de la pobreza pasa por este nivel de organización local y la facilidad que tengan a los beneficios que, a veces, incluso se pierden por falta de gestión. Entonces, en un tiempo de elecciones es bueno desenmascarar a quienes buscan sacar propio beneficio.

Pero también mostrar a los buenos políticos. Una buena democracia implica información para los electores y, si bien el diario de ustedes no debería tomar partido por ninguno, sí tendría que entregar toda la información posible para ellos. Un electorado informado elegirá naturalmente a los mejores candidatos y los que colaboren al bien común".


¿Qué le recomienda hacer a los párrocos de la Compañía frente a temas como la violencia intrafamiliar, la pedofilia en los sacerdotes y el femicidio, fenómenos que se han agudizado en nuestra sociedad?
"En primer lugar, actuar siempre con la verdad. Ha sido muy decidora la actitud del actual Papa Benedicto XVI en su viaje a Estados Unidos y ahora en Australia: al tiempo que ha pedido perdón a nombre de los miembros de la Iglesia involucrados en abusos, ha señalado con mucha fuerza que este tipo de violencia contra los más débiles es contrario al plan de Dios. La verdad, por más dura que sea, libera y permite construir; transar con ella es torcer cualquier diálogo. Contra esto debemos combatir.

Gracias a Dios, estos temas están cada vez más presentes en la agenda nacional. Entiéndase bien: no agradezco que pase todo esto, sino que perdamos la mirada ingenua sobre lo que ha pasado durante mucho tiempo. Que la mujer tenga más espacio en la sociedad permite que estos abusos en la casa por parte de sus parejas, ya no sean tolerados ¡Incluso algunos creían normal pegarle a su señora!


Hay que estar atentos, entonces, a cualquier abuso contra el más débil. Puede ser los casos que tú me nombras u otros. Por ejemplo, aquí en Arica es un gran tema los migrantes y las condiciones laborales que tienen. La misma atención que debe tener un niño que en la casa sufre agresiones, debe tenerse para un peruano o boliviano que no trabaja en condiciones óptimas en el valle de Azapa".

¿Como ve la misión de la Compañía en Arica con una trifrontera, que no siempre es ejemplo de integración?
"La mezcla que existe en Latinoamérica se concentra de un modo particular en Arica. De eso no me cabe duda. Aquí se percibe intensamente ese especial modo de mirar la realidad; éste es el resultado de varias culturas y su mutua complementariedad. Nuestras raíces son tan profundas como comunes. Negar nuestra hermandad con bolivianos y peruanos no viene al caso…lo mismo que las raíces religiosas y devoción Mariana.

Los jesuitas tenemos claro esto: a nuestra hermandad cultural hay que sumar la hermandad en la fe. Porque creemos en un Dios común, eso nos obliga a vernos no solo como vecinos que se llevan bien o mal, sino también como hermanos de un mismo Padre. Entonces, lo que ayude en la integración y permita mirarnos con nuestros vecinos cara a cara, debe ser promovido. Y los jesuitas nos alegramos y tratamos de ayudar en todo lo que vaya en esa línea. Por ejemplo, me he informado bastante sobre el corredor bioceánico y los planes para una mejor integración económica. ¿Cómo no alegrarnos por esto? Es motivo de acción de gracias a Dios y posibilidad de crecimiento e integración".

La tecnología y la WEB 2.0 han logrado verdaderas revoluciones en el campo comunicacional y relacional, este medio es un ejemplo de ello, es el primer Diario ciudadano de habla hispana, en el cual el contenido lo realizan las personas comunes y corrientes y que tiene una incidencia increíble en nuestra región. ¿Cómo enfrenta la Iglesia y en especial la Compañía un tema como éste?
"Como te comentaba hace un momento, encuentro una excelente iniciativa El Morrocotudo. El poder de la información es innegable y cuanto más sirva a los ciudadanos, tanto mejor. Los puntos de vista, matices y aproximaciones que aporta cada uno hace más rica y completa la información. Este diario, por tanto, es un ejemplo de una nueva mirada de la realidad, espacio que construimos entre todos.

Esta mirada plural y colaborativa es un bonito signo para la Iglesia y para todo el país. No estoy al tanto de iniciativas parecidas en el resto del país. Por lo que me cuentas, parece que son pioneros en esta línea. En un país donde han proliferado los blogs y fotolog, es bueno este portal ‘común’ y donde todos ayudan. Lo otro me suena mucho más ‘individual’, mientras El Morrocotudo es colectivo. Por eso hay que apoyarlo y cuidarlo".

Finalmente lo invito a dar un mensaje a los ariqueños.
"El próximo año los jesuitas cumpliremos 50 años en Arica. Ha sido un tiempo precioso para muchos compañeros míos. Algunos han estado por un par de años y otros incluso han dado su vida aquí en el Norte y se sus restos mortales permanecen en estas tierras. Al mismo tiempo que les doy las gracias como Provincial por cuidar la vocación de ellos, me alegro por lo que juntos hemos construido aquí. Lo que viene para el futuro es desafiante e implicará la colaboración de todos. Nosotros jesuitas seguiremos ayudando en los esfuerzos que los ariqueños hacen por salir adelante juntos.

Y porque María está presente cada vez que suena un bombo aquí en el Norte, encomiendo todo este trabajo a su cuidado maternal. Espero que también ella me ayude en esta bonita misión que la Compañía de Jesús me ha encomendado".

Entrevista aparecida el 26 de septiembre en www.morrocotudo.cl
Ahi se pueden ver los comentarios a la entrevista.